Profesora Natalia Jawad



    

 

.

Preguntas frecuentes está vacío.

Etiquetas

La lista de etiquetas está vacía.

Movimiento Obrero

 

CONDICIONES DE VIDA Y TRABAJO DE LA CLASE OBRERA

La revolución industrial y la introducción del maquinismo provocaron transformaciones profundas en la estructura productiva. El obrero asalariado desplazó al artesano y al trabajador a domicilio, y el maquinismo aumentó enormemente la división del trabajo. El obrero participa solo en una pequeña etapa del proceso productivo y no necesita ni de fuerza física singular, ni de especialización alguna. Se convirtió a su vez en la fuerza de trabajo indispensable para mover las máquinas, manipular productos, y se compraba en el mercado a muy bajo precio. Asi, durante casi todo el siglo XIX, el aumento del costo de vida fue superior al de los salarios, empobreciendo a los obreros cada día más.

La necesidad de conseguir una gran acumulación de capital por parte de los empresarios,  tuvo como consecuencia el mantenimiento de unos salarios muy bajos y de unas pésimas condiciones de trabajo. Las jornadas laborales eran largas y agotadoras y, en muchos casos, superior a las quince horas diarias. Además, el trabajo se hacía en lugares insalubres, ya que muchas fábricas eran oscuras y malsanas y, en el caso de la industria textil, muy húmedas.

En cuanto a los salarios, éstos eran tan bajos que solo permitían la estricta subsistencia. En el año 1825 un médico francés describió esta situación diciendo: “para los obreros vivir es no morir”.

UNOS SALARIOS INSUFICIENTES

Respuestas a la Comisión de Reformas Sociales. Madrid, 1884

Respuesta a la pregunta de si el salario es insuficiente para que el obrero atienda a sus necesidades y a las de su familia. En mi oficio, el término medio, del salario de un oficial de encuadernador es de 10 reales; y el gasto diario de una familia, suponiéndola de tres individuos, y creo que no exagero, es el siguiente:

LOS PRESUPUESTOS DE UNA FAMILIA OBRERA

CONCEPTOS

CENTÉSIMOS

Casa

Pan, 2k a 0.36 centésimos

Carbón, 1 k

Desayuno, compuesto de café y leche

0.50

0.72

0.23

0.36

Almuerzo

Garbanzos, 125g

Carne, 250g

Tocino, 72g

Verdura, medio k

0.12

0.50

0.15

0.08

Cena

Carne 250 g

Patatas 750 g

Aceite 125 g

0.50

0.12

0.24

Varios

Luz, aceite mineral

Jabón y varios

Tabaco

0.10

0.25

0.10

TOTAL DIARIO

3,97

 

Era un hecho corriente que niños y mujeres trabajasen, tanto en las fábricas como en las minas. Sus sueldos eran necesarios para completar la economía familiar, pero eran inferiores a los de los hombres. En Inglaterra, el sueldo de los niños equivalía a un 10%  del masculino, y el de las mujeres entre un 30 y un 40%.  También era normal cobrar por jornada trabajada o por trabajo a destajo. Finalmente, la disciplina laboral era muy rígida, los obreros podían ser despedidos en el momento que el empresario lo quisiera, y los castigos y penalizaciones eran también frecuentes.

No existía ningún tipo de legislación laboral, que regulase el trabajo o que garantizase alguna protección en caso de enfermedad o accidente. El Estado no daba ninguna cobertura al obrero y tan sólo intervenía cuando el orden público se hallaba amenazado, es decir, en caso de huelgas o conflictos.

Las primeras leyes reguladoras del trabajo se hicieron en Gran Bretaña en 1833, año en que se promulgó la Factory Bill, que regulaba la inspección de las condiciones de trabajo en la industria textil.

UNAS CONDICIONES DE TRABAJO MALSANAS Y AGOTADORAS

El aire caliente y húmedo, que es el que más reina en las fábricas de hilado y tejidos, es altamente debilitante; produce abundantes sudores; languidez muscular y debilidad en el sistema gástrico, acompañada de poco apetito, respiración lenta  y penosa; movimientos pesados y difíciles; la sangre no se arterializa debidamente; las impresiones e ideas y el sistema nervioso se entorpecen. (…)

El tejedor, bajo cuyas narices se forma la borrilla, la absorbe con sus inspiraciones anhelosas, ocupando ésta el lugar reservado al oxígeno, que en vano piden los pulmones.

He aquí la causa del ahilamiento y de la debilidad de algunos desgraciados tejedores, a quienes la necesidad obliga a pasar 14 y más horas diarias unidos a un telar, manteniendo el cuerpo en constante corvadura, siendo su pecho sin cesar conmovido por el bracear de la lanzadera, y las percusiones del balancín contra cada uno de los hilos de la trama; he aquí la causa de esa enfermedad, que comenzando por una tos cada vez más fuerte y más difícil, llega a tener todas las apariencias de una tisis pulmonar, siendo llamada por los médicos… neumonía algodonera, nombre significativo para una enfermedad cruel, cuyas víctimas van a morir a los hospitales en la flor de la edad; porque, como esta operación no exige fuerzas musculares, se encarga a las mujeres y a los jóvenes de pocos años.

(SALARICH: HIGIENE DEL TEJEDOR. VICH 1858)

 

Bibliografía: Tomado y adaptado de: García y Gatell,  “Historia del Mundo Contemporáneo” Vicens Vives

ORÍGEN DEL  MOVIMIENTO OBRERO

La aparición del proletariado, su rápido crecimiento y constitución como clase son algunos de los aspectos esenciales de la sociedad del siglo XIX. La industrialización generó nuevas formas de relaciones sociales, en las que la desigualdad y la miseria del obrero dan paso a la conflictividad social; fue por ello que con la revolución industrial también crecieron los conflictos sociales. Al capitalista (burgués dueño de la fábrica) no le importaba que sus trabajadores, en ocasiones niños de 6 años de edad, trabajaran 12 o 14 horas diarias en condiciones insalubres, mal alimentados y con graves riesgos físicos. Su única preocupación era aumentar la producción al menor costo posible; es decir, pagando el salario más bajo que se pudiera, aprovechándose de la pobreza de los obreros y la gran cantidad de desocupados que había. Fue esta situación de injusticia  (las condiciones de vida y de trabajo de los proletarios) la que llevó a la aparición de los primeros movimientos obreros en demanda de aumentos de sueldo y mejoras en las condiciones de trabajo. Nacieron asi los  sindicatos y las nuevas ideas sociales, (marxismo y anarquismo). En la segunda mitad del siglo XIX,  la voluntad de unir al proletariado dio origen a la AIT, (Asociación Internacional de Trabajadores)  organización obrera de carácter internacional. El movimiento obrero en su conjunto;  la unión de los trabajadores posibilitó la sanción de las primeras leyes protectoras de sus derechos y en consecuencia, el mejoramiento progresivo de su calidad de vida.

(Esquema tomado de www.histgeosecuchacha.blogspot.com)

 

ACTIVIDAD DE  EVALUACIÓN

 

Copia y responde los ejercicios en tu cuaderno de clase

 

Lee atentamente los textos anteriores sobre las condiciones de vida y trabajo de los proletarios,  y  el movimiento obrero. Luego realiza los  ejercicios que se plantean a continuación. Ten en cuenta la información que extrajiste de la película “DAENS”  y que será necesario  además, aplicar lo trabajado en clase.

    1.        A las condiciones de vida y trabajo de los obreros se lo llamó el “problema de la cuestión obrera”.  Elabora una lista con dichas condiciones bajo el nombre que recibió ese problema.

    2.       En cuatro oraciones explica la situación de los obreros de la industria textil en particular.  (Documento: Unas condiciones de trabajo mal sanas y agotadoras)

   3.       Analiza el cuadro “Unos salarios insuficientes”  y en cuatro oraciones extrae tus propias conclusiones.

    4.      Busca información y registra como mínimo 4 leyes,  (indicando el año en que se aprobó dicha ley)sobre los derechos  de los trabajadores en nuestro país. Para realizar este ejercicio puedes consultar al docente de Formación Ciudadana y al docente en biblioteca.