Profesora Natalia Jawad



    

 

.

Preguntas frecuentes está vacío.

Etiquetas

La lista de etiquetas está vacía.

ORGANIZACIÓN POLÍTICA DEL IMPERIO ESPAÑOL EN AMÉRICA

 

Luego de leer y subrayar el texto realiza los siguientes ejercicios:
  1. ¿Qué es un virreinato? ¿Con qué objetivos se crearon? ¿Cuáles eran? Pinta en el mapa el espacio que ocupó cada uno de los virreinatos señalando además sus capitales.
  2. ¿Cuál era la máxima autoridad para todo el Imperio español y qué forma de gobierno existía en España en esa época?
  3. ¿Qué autoridades residían en España y cuáles eran sus funciones?
  4. ¿Qué funciones cumplía el virrey cuáles eran sus limitaciones?
  5. ¿Qué es un Cabildo?
  6. Brevemente menciona: Gobernaciones y Capitanías Generales

 

Las tierras conquistadas en América no fueron consideradas colonias, sino un reino independiente anexado a la  monarquía española: el Reino de Indias. Por ello, desde la conquista, los pueblos indígenas americanos debieron obedecer y pagar tributos a su nuevo  rey. El Monarca Español asumía el título del rey de España e Indias; pero en los 300 años que duró la dominación, ningún rey viajó a América.

¿Cómo hicieron entonces los reyes españoles para administrar, y gobernar sus territorios desde España?

Las autoridades se fueron creando a medida que se conquistaba el  territorio y las primeras fueron los adelantados. Luego se creó un conjunto de autoridades más complejas, unas residían en España y otras en América.

El rey, como la máxima autoridad de España y América, administraba, mantenía el orden, juzgaba, tenía a su cargo la evangelización de los indios y dictaba las leyes. Las normas jurídicas dictadas por la corona, para ordenar y regir el territorio americano, se llamaron: Leyes de Indias.

Para poder gobernar América con cierta eficacia, el rey contaba en España con el asesoramiento y apoyo de otras autoridades: a) El consejo de Indias, radicado en Madrid, que cumplía funciones legislativas, administrativas, eclesiásticas, militares y judiciales. Proponía al rey el nombramiento de los cargos de virreyes, gobernadores, y todos los cargos de gobierno importantes para el reino de Indias.

b) La Casa de Contratación, ubicada en Sevilla y se ocupaba de los asuntos económicos y comerciales. Controlaba la emigración de personas hacia el Reino de Indias, para evitar que no pasasen “individuos indeseables”, (moros y judíos). Controlaba todo el comercio de exportación e importación con América.

A medida que avanzaba la conquista la corona  debió realizar las primeras divisiones del  territorio en unidades políticas administrativas que se denominaron gobernaciones. Cada gobernación era otorgada al jefe de la hueste conquistadora, que se convertía en gobernador por medio de capitulaciones, confirmadas por el rey.  El gobernador gozaba de atribuciones de gobierno y justicia, tenía autoridad para encomendar o repartir indígenas y tierras, poseía la jefatura militar y se beneficiaba de los productos de la región a su cargo.  A medida que la colonización española se consolidaba, en cada gobernación se designaron una serie de funcionarios locales como el corregidor.

Más adelante,  para  mejorar el gobierno y la administración fue necesario realizar nuevas divisiones territoriales, dividiéndose el extenso territorio español en América en   virreinatos. Se crearon entonces, el Virreinato de Nueva España, en 1535 con capital en México, y que incluía los actuales Guatemala, San Salvador, Nicaragua, Honduras y Costa Rica; en 1542 se creó el Virreinato del Perú con capital en Lima; en 1717 se creó el Virreinato de Nueva Granada que se separa del Virreinato del Perú, con capital en Santa Fe de Bogotá, e incluía los actuales Venezuela, Colombia, Ecuador y Panamá. Finalmente, en 1776 se creó el Virreinato del Río de la Pata con capital en Buenos Aires, e incluía los actuales Argentina, Uruguay, Bolivia, Paraguay. Cada virreinato estaba gobernado por un virrey. La primera persona a la que se le concedió el título de Virrey fue Colón, en las capitulaciones de Santa Fe (abril de 1492). Los virreyes eran los representantes directos del rey en América y por lo tanto les corresponden honores similares y suprema autoridad en el territorio de su jurisdicción. Eran los jefes civiles y militares dentro del territorio; debían proteger a los indígenas, repartir tierras, fomentar la colonización y fundar ciudades. Sin embargo, existían algunas limitaciones a su autoridad ya que tenían prohibido vincularse socialmente dentro del territorio: contraer enlace con una mujer residente en el territorio de su jurisdicción, comprar tierras, ser padrino o concurrir a bodas, entierros o fiestas de particulares; además, su mandato no era vitalicio como el del rey sino que duraba entre 3 y 5 años.

Las Capitanías Generales estaban situadas en las regiones de mayor resistencia indígena y más expuestas a los ataques extranjeros, donde se hacía necesario por lo tanto una severa vigilancia militar. Fueron Capitanías Generales Chile, Venezuela y Cuba. Las funciones de los capitanes generales eran muy semejantes a la de los virreyes, pero carecían del esplendor que los  rodeaba. Finalmente, los Cabildos; éstas eran instituciones municipales, propias de cada ciudad que encargadas de su gobierno y  administración e integradas por españoles y criollos.

(Material elaborado por la docente según bibliografía recomendada)