Profesora Natalia Jawad



    

 

.

Preguntas frecuentes está vacío.

Etiquetas

La lista de etiquetas está vacía.

NUEVAS IDEAS DE LA ILUSTRACIÓN. 

SIGLO XVIII O “SIGLO DE LAS LUCES”

Desde inicios del siglo XVIII, comienzan a circular por Europa un conjunto de nuevas ideas, conocidas globalmente como la "Ilustración", producto de pensadores racionalistas ingleses como Adam Smith, pero principalmente franceses como Rousseau, Voltaire, Montesquieu y Diderot. Estos hombre proponían un conjunto de nuevas ideas que sobre la base de la razón, condición común a todos los hombres, planteaban la igualdad de todos ante la ley y el respeto del derecho de cada uno a decidir por sí mismo sobre su profesión y su vida; proponían además la igualdad entre hombres y mujeres,  la tolerancia y el respeto en cuestiones de fe religiosa (las guerras de religión habían devastado Europa durante los dos siglos anteriores). Afirmaban que todo hombre nace libre y no puede ser sometido a esclavitud, y que  la razón es la única  herramienta para investigar y explicar la naturaleza, ya que no debía creerse en supersticiones ni en brujerías (las últimas mujeres quemadas por brujas lo fueron en Alemania en 1749 y en Suiza en 1783). 

Por lo expuesto, se denomina ilustración o “siglo de las luces” al movimiento filosófico, literario y científico que se desarrolló en Europa y se extendió a sus colonias a lo largo del siglo XVIII y cuyo principal objetivo era transformar las viejas estructuras del Antiguo Régimen. 

¿QUÈ ES LA ILUSTARCIÒN?

“Período histórico distinguido por el avance del conocimiento y de la crítica racional, en el que personalidades rectoras se esfuerzan por hacer de la razón el ordenador de la vida humana en todos los campos, y divulgar el conocimiento en la mente y la conciencia del mayor número de individuos".

(Diccionario de Ciencias Humanas, Barcelona; Grijalbo, 1985: 164)

CARACTERLISTICAS:

·         Empirismo: los ilustrados contrapusieron su fe en la experimentación para poder conocer el mundo y conseguir el progreso.

·         Criticismo: el ilustrado aspira a someter a crítica racional todo el conocimiento anterior.

·         Deseo de conocimiento: el ilustrado siente un enorme deseo de conocer por completo el mundo donde habita, de iluminarlo (de ahí el nombre de Ilustración), pero también siente la necesidad de dar a conocer lo aprendido. Esto último explica la aparición de uno de los grandes proyectosde la época, como por ejemplo la Enciclopedia Francesa.

·         Utopismo: se cree que la aplicación de la razón a todos los aspectos de la vida humana permitirá una mejora constante de la sociedad y un progreso económico y cultural ilimitado.

·         Progreso y felicidad: el ilustrado a lo que aspira como objetivo prioritario es a conseguir la felicidad en este mundo.

·         Reformismo: los ilustrados proponen modernizar la sociedad mediante lentas reformas que serán llevadas a cabo por reyes y gobiernos de carácter absolutista.

 

Montesquieu (Francés 1689-1775)

“Hay tres especies de gobierno: el republicano, el monárquico y el despótico. Para distinguirlos, basta la idea de que ellos tienen las personas menos instruidas. Supongamos tres definiciones... uno, que el gobierno republicano es aquél  en que el pueblo, tiene el poder soberano; otro, que el gobierno monárquico es aquél en que uno solo gobierna, pero con sujeción a leyes fijas y preestablecidas; y, por último, que en el gobierno despótico el poder está también en uno solo, pero sin ley ni regla, pues gobierna el soberano según su voluntad y sus caprichos.” [...]

“Hay en cada estado tres tipos de poderes: el legislativo, el poder ejecutivo de las cosas que dependen del derecho de gentes, y el poder ejecutivo de las cosas que dependen del derecho civil.

Por el primero, el príncipe o magistrado hace las leyes (...) Por el segundo, hace la paz o la guerra, envía o recibe embajadas, establece la seguridad, previene invasiones. Por el tercero, castiga los crímenes y juzga diferencias entre particulares. Se denomina a éste último el poder de juzgar, y al otro simplemente, el poder ejecutivo del Estado (...)

Cuando el poder legislativo y el poder ejecutivo se unen en la misma persona o  el mismo cuerpo, no hay libertad; falta confianza, porque puede temerse que el monarca o el senador hagan leyes tiránicas y las ejecuten ellos mismos tiránicamente. No hay libertad si el poder de juzgar no está deslindado del poder legislativo y del poder ejecutivo(...)” (Montesquieu “El espíritu de las leyes”)

El Pacto según Jean Jacques Rousseau (1712-1778)

“El hombre nació libre y dondequiera que esté se encuentra encadenado”; por tanto, es necesario establecer por “voluntad general” un contrato social que garantice el respeto mutuo de los derechos humanos otorgados por la naturaleza.

“El primero que, habiendo cercado un terreno descubrió la manera de decir: Esto me pertenece. Y halló gentes bastante sencillas para creerle, fue el verdadero fundador de la sociedad civil. ¡Qué crímenes, guerras, muertes, miserias y horrores habría ahorrado al género humano el que, arrancando las estacas o llenando la zanja, hubiese gritado a sus semejantes: “Guardaos de escuchar a este impostor; estáis perdidos si olvidáis que los frutos pertenecen a todos y que la tierra no es de nadie.” (Rousseau “Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres”)

“Encontrar una forma de asociación que defienda y proteja con la fuerza común la persona y los bienes de cada asociado, y por la cual cada uno, uniéndose a todos, no obedezca sino así mismo y permanezca tan libre como antes; tal es el problema fundamental cuya solución da el Contrato Social.  La primera y más importante consecuencia de los principios establecidos, es que la voluntad general puede únicamente dirigir las fuerzas del Estado de acuerdo con los fines de su institución, que es el bien común (...) por que la voluntad general... constituye un acto de soberanía y es ley.  La soberanía no es otra cosa que el ejercicio de la “voluntad general”, no puede ser nunca enajenada,...” (Rousseau “El contrato social”)

 Voltaire (filósofo francés 1712-1778)

La monarquía podía mantener su carácter de absoluta solamente si actuaba en beneficio de la comunidad. Voltaire: “rechazaba la idea del origen divino del poder de los reyes y sostenía que los monarcas debían respetar en sus acciones los principios de la Ilustración:” Propuso medidas concretas para eliminar los elementos absolutos del Estado: abolir la tortura y el encarcelamiento sin autorización judicial... mantener la seguridad individual como objetivo primordial.

John Locke

“El hombre, según hemos demostrado ya, nace con un título a la perfecta libertad y al disfrute ilimitado de todos los derechos y privilegios de la ley natural. Tiene, pues, por naturaleza, al igual que cualquier otro hombre o de cualquier número de hombres que haya en el mundo, no solo el poder de defender su propiedad, es decir, su vida, su libertad y sus bienes, contra los atropellos y acometidas de los demás; tiene también el poder de juzgar y de castigar los quebrantamientos de esa ley cometidos por otros... Ahora bien, no pudiendo existir ni subsistir una sociedad política sin poseer en si misma el poder necesario para la defensa de la propiedad, y para castigar los atropellos cometidos,... resulta que solo existe sociedad política allí, y allí exclusivamente, donde cada uno de los miembros ha hecho renuncia de ese poder natural, entregándolo en manos de la comunidad.” (Locke “Tratado sobre el Gobierno Civil”)