Profesora Natalia Jawad



    

 

.

Preguntas frecuentes está vacío.

Etiquetas

La lista de etiquetas está vacía.

ANTIGUO EGIPTO: SOCIEDAD

El objetivo principal de la vida de los egipcios era servir a los dioses y al faraón, representante de ellos sobre la Tierra. Esta era la forma de asegurar la prosperidad de todo el pueblo. La sociedad egipcia estaba fuertemente jerarquizada y dividida.

 

EL FARAÓN

El rey egipcio o faraón ejercía un poder absoluto sobre el estado. Era jefe político, religioso, administrativo, militar y judicial. Se lo consideraba un hombre-dios; era el vínculo entre los dioses con los humanos.

FUNCIONARIOS

Para poder cumplir con sus variadas funciones, el faraón contaba con numerosos funcionarios que formaban la nobleza egipcia: sacerdotes, oficiales del ejército, artesanos especializados y escribas.

LOS SACERDOTES

El grupo social  más respetado era el de los sacerdotes, a quienes les correspondía cuidar de los templos; eran ricos e influyentes y estaban exentos de impuestos y se mantenían con el dinero del culto. Las otras clases estaban constituidas por los nobles, encargados del gobierno político y religioso de las provincias; los escribas, es decir los empleados de la administración real; y por fin, el pueblo, formado sobre todo por artesanos y campesinos. Finalmente, se encontraban los esclavos.

Normalmente era el faraón quien designaba quién estaba al frente del templo, pero a finales del Imperio Nuevo los cargos se hicieron hereditarios. Los sacerdotes se dedicaban a ofrendar a los dioses, recibían a cambio tierras e ingresos y ejercían gran influencia sobre el faraón y las clases dirigentes. Tenían escuelas para preparar a los jóvenes para el sacerdocio, generalmente provenientes de familias nobles.

LOS ESCRIBAS

Se encargaban de la escritura, los censos, la contabilidad y la recaudación de impuestos. Los cargos eran generalmente vitalicios y los servicios eran recompensados con tierras libres de impuestos y parte de los botines de guerra. Se dedicaban además a la escritura de documentos de todo tipo: literario, religioso, histórico, judicial. Había escuelas de escribas que permitían el acceso a todo aquel que los solicitaba, a pesar de la jerarquización.

                         

LOS CAMPESINOS

Entre julio y octubre se producía la inundación del Nilo, que permitía el desarrollo de la agricultura en Egipto. Durante este tiempo, se dedicaban a la construcción de templos, tumbas, diques, canales y otras obras. Cuando las aguas retrocedían, se preparaban las tierras y se marcaban las lindes para evitar pleitos. Los campesinos trabajaban mucho y entregaban gran parte de su cosecha al faraón; todo Egipto dependía de su labor y si dejaba de producir era duramente castigado.

                                           

COMERCIANTES Y ARTESANOS

Los artesanos trabajaban para el faraón en los grandes templos, en amplios talleres bajo la supervisión de un superintendente, un cargo que generalmente era hereditario. La artesanía debió ser muy importante, tanto para objetos suntuarios como de primera necesidad: había carpinteros, escultores, vidrieros, tejedores y  pintores que debían trabajar unas  diez horas al día.

 ESCLAVOS

Generalmente eran extranjeros prisioneros de guerra que ocuparon el último peldaño de la escala social. Nunca fueron muy numerosos. Podían ser comprados y vendidos como ganado, pero también existía la posibilidad, y se dieron casos, en los que finalmente acabaron arrendando tierras y comprando su libertad.