Webnode

Profesora Natalia Jawad



nataj2008@hotmail.com

                                                                 

 

.

Preguntas frecuentes está vacío.

Etiquetas

La lista de etiquetas está vacía.

Webnode

Escrito 3º: Modernización

 

 LA ASOCIACIÓN RURAL

 Dos millones y medio de vacunos y seis millones de ovinos murieron en 1873 como consecuencia de una terrible sequía, la balanza comercial pasó a ser deficitaria, la deuda pública aumentaba y el Estado se encontraba fuertemente endeudado con algunos bancos. En el medio rural no se respetaban los límites de la propiedad ni el marcaje de los ganados, y la delincuencia, campeaba por sus fueros. En ese panorama, un hacendado, Domingo Hordoñana, fundó la Asociación Rural (1871), organismo gremial que nucleaba a los grandes y medianos hacendados y que ejercería una acción decisiva en los hechos políticos subsiguientes, como grupo de presión. La nueva institución afirmaba que la actividad fundamental de la economía era la agropecuaria; más del 90% de las exportaciones del país provenían de los productos del campo, y si no se creaban condiciones como para que esa producción se consolidase y pudiera eventualmente aumentar, la sociedad entera se vería perjudicada. Proponían esencialmente el alambramiento de los campos como forma de definir los límites de la propiedad, la creación de un cuerpo de policía rural para combatir el abigeato y la delincuencia, y el mejoramiento del ganado a través de la introducción de nuevas razas y del mestizaje. Este programa sería más tarde puntualmente aplicado por los gobiernos militares.” (Maiztegui Casas, Orientales. Una historia política del Uruguay).

 “La comisión iniciadora siente un vivo placer al verlos reunidos para proceder a la instalación de la Asociación Rural de Uruguay. Preciso es no olvidar que esta asociación se compondrá de todos los hombres que se interesan por el progreso moral y material del país: y en este carácter podrán rendir grandes servicios, porque sus quejas e indicaciones esperamos que serán bien atendidas por todos, desde que conozcan sus móviles pacíficos y progresistas… Dirigir los esfuerzos de todos a la explotación de nuestro fértil suelo, al desarrollo de la ganadería y la agricultura, al incremento del comercio y a la construcción de carreteras, puentes y ferrocarriles… La ARU necesita, para desarrollar su vida, que se disipe el humo de la guerra. Necesita de la paz porque sin ella no puede haber progreso, porque para mejorar nuestros ganados o fomentar la agricultura…, es indispensable tener seguridad individual y seguridad de la propiedad; y la guerra señores, es la negación del derecho de propiedad en la campaña…”  (Documentos relativos a la fundación de la ARU 3/11/1871. Acta De Instalación De La Asociación Rural Del Uruguay).

 

LA MODERNIZACIÓN DEL ESTADO

(El Estado se fortalece, aumenta  sus funciones y eficacia) “La guerra se tecnificó progresivamente dejando de estar al alcance de las multitudes de la campaña; el gobierno adoptó el fusil Remington y la carabina de esta marca como armamento de los cuerpos del ejército en mayo de 1876, y prohibía la introducción a  particulares de esa arma. Su largo alcance y rapidez de tiro lo convertían en el arma clave para lograr el triunfo definitivo. Su elevado costo lo ponía fuera del alcance de los revolucionarios. El fusil Remington primero y el Mauser después, la ametralladora y el cañón Krupp después, el telégrafo y los ferrocarriles, (con ambos medios el gobierno podía comunicarse con cualquier punto del país y trasladar rápidamente  su ejército para sofocar revoluciones) al tecnificar la guerra y elevar el costo de las campañas militares, operaron siempre a favor del Estado, ya que éste poseía los controles del único personal especializado para su manejo. El poder regional de los caudillos recibió un golpe casi mortal. También fue modernizado el aparato administrativo y jurídico, reorganizado el servicio de correos, sustituidos los alcaldes por jueces letrados departamentales (con lo que la administración de justicia ganó en tecnicismo y eficiencia), promulgados los Códigos de Procedimiento Civil, Instrucción Criminal y el Rural. Este último tendió a asegurar la propiedad. Ahora sí podía desarrollarse en relativa paz la tecnificación agropecuaria y la racionalización de la explotación ganadera que permitirían pasar de la estancia cimarrona a la empresarial basada en criterios capitalistas. (Barrán y Nahúm, “El problema nacional y el Estado: un marco histórico)

LA MODERNIZACIÓN EN EL MEDIO RURAL: ORDEN Y SEGURIDAD

El Código Rural: Aprobado en 1875 fue retomado en 1879. Este conjunto de leyes aseguraba la propiedad sobre la tierra y el ganado. Obligó a los propietarios a regularizar títulos de propiedad,  a establecer marcas y señales para su ganado, y limitar su propiedad mediante el alambrado para lo cual estableció la medianería forzosa, (por ley vecinos linderos debían pagar en forma igualitaria el costo del alambramiento).

Policía Rural: El Código Rural autorizaba a los hacendados a establecer una policía rural privada en sus campos. El abigeato y otros delitos fueron castigados con prisión y trabajos forzados en el taller de adoquines. Las medidas establecidas para defender  la propiedad en el Código Rural eran de una extrema dureza, como  el caso de la Ley de Fuga, que permitía matar a los ladrones de ganado aduciendo que habían intentado escaparse, o como el caso del Taller De Adoquines,  cárcel a la que podía enviarse a los delincuentes a picar piedra, bastando para ello una simple “carta de encierro” firmada por el gobierno.

 

El taller de Adoquines: “…el artículo 637 establecía que el que cometiera el delito de abigeato sería penado con prisión y trabajos públicos por el término de tres meses hasta dos años, según la gravedad del caso. Si se cometía con animales de razas (europeas) la pena podía llevarse hasta tres años de prisión…” “Los salteadores de caminos, los ladrones de ganado y estancias tenían dos destinos: la muerte o el taller de adoquines de la calle Yi  (hoy Carlos Quijano)… El taller de adoquines llegó a constituir el terror de la campaña… Prefería morir el paisano antes que pasarse los meses labrando piedra…” (J. P. Barrán)

Consecuencias del alambramiento:

 (El alambrado ahorra dinero al estanciero) Los estancieros puesteros eran peones que vivían con sus familias en ranchos ubicados en los limites más alejados al casco de la estancia. Evitaban los robos y la dispersión de los ganados del hacendado. “Sustituir” a los puesteros por alambrados ahorraba mucho dinero. También había en la campaña propietarios de ganado (recibidos por ejemplo de algún caudillo en pago a su lealtad), pero que no eran dueños de tierras. Sus ganados solían pastar en los indefinidos límites entre una estancia y otra. Con el alambrado ya no fue posible.

“Los alambrados aseguran la propiedad, pero también la reducen a lo que es propio, ya no se puede contar con lo ajeno. Cada cual en su estancia tiene que bastarse a sí mismo. De lo contrario, la ruina es inevitable, los ganados se morirán de hambre… de hoy para adelante el estanciero pequeño que no trabaje y saque todo el partido posible de su modesto campito es hombre perdido… Y nos ocupamos del pequeño estanciero con preferencia porque es de ese gremio que se compone la mayoría de nuestros hacendados. Esa mayoría fue efectivamente perjudicada por el alambrado hasta tal punto que se puede sostener que el alambre eliminó el minifundio ganadero, y aún muchos medianos propietarios se vieron obligados a vender  sus tierras por el costo del cercado. Es que, como ha pasado siempre en el medio rural, las inversiones importantes solo las pueden hacer los grandes propietarios, los pequeños, colocados en situación de desventaja por no poder alambrar, o por estar obligados a pagar una medianería que les imponía por ley su vecino más poderoso, tenían que vender ganados o tierra”. (ARU, cit. por Barrán y Nahúm)

 “Cada estancia que se cerca representa 10, 15 o 20 individuos o familias que quedan en la miseria, sin otro horizonte que una vida incierta degradada por el servilismo del que tiene que implorar la caridad para vivir y alentando en su corazón odios hacia esos cercos, causa de su terrible estado; que quisieran ver destruidos, y que como única esperanza alientan la risueña expectativa de una revolución que les permita la destrucción de todos ellos.” (Barrán y Nahúm, Historia rural de Uruguay moderno).

(La desaparición del gaucho) “El gaucho, que en otros tiempos recorría nuestras fértiles campiñas encontrando en cada hogar un modesto asilo que lo resguarde del hambre y la intemperie, hoy atraviesa de parte a parte el territorio de la República, lleno de miserias, cubierto con sus harapos, perseguido muchas veces por las autoridades policiales, sin encontrar conchabo, ni siquiera un pobre rancho donde se le ofrezca por algunos días hospitalidad… Los gauchos se van, decía el Dr. Gómez, y en efecto, es esta una raza que se extingue y que tal vez, antes de medio siglo habrá desaparecido casi por completo… (Revista de la ARU, 21 de mayo de 1882, nº 10)

Los principios que deben regir la educación del país.

 

“En 1874 José Pedro Varela publicó su libro La Educación del Pueblo, obra nutrida de una profunda fe en la eficacia de la acción educacional. El perfeccionamiento intelectual –dice Varela- necesario en todos los regímenes de gobierno, es imprescindible en la democracia. El sufragio universal supone la conciencia universal, y la conciencia universal supone y exige la educación universal. Sobre esta base propone  un régimen de educación obligatoria, gratuita y laica. En cuanto a la obligatoriedad de la enseñanza,… no hay mayor abuso que el que comete un padre al privar a sus hijos de los medios de desenvolver sus aptitudes… Añade, además… que el analfabeto se hallaba privado constitucionalmente del ejercicio de los derechos cívicos… Por otra parte –decía Varela- los hechos probaban que solo se difundía la educación allí donde era obligatoria. La gratuidad la fundamenta en el hecho de que la enseñanza era un servicio público como la justicia, como la policía, y debía ser pagado por toda la nación. Además solo la escuela gratuita podía desempeñar con éxito la función igualitaria que la democracia exigía. Finalmente, para explicar la necesidad de una escuela laica…  argumentaba que el Estado es una institución laica, política y no religiosa, y su obra educacional debe ser laica como él. Por otra parte, el laicismo suprimía sobre todo dos problemas: el relativo a los hijos de los disidentes, a quienes no se debía forzar a recibir las enseñanzas de una confesión distinta a la de sus padres; y el creado por el instructor que, de haberse impartido una educación religiosa, habría tenido que ser un sacerdote o un laico aceptado por la iglesia”. (Pivel Devoto, Rainieri).


                                                PROPUESTA

  1. Según la ARU, ¿Cuáles eran las consecuencias de las guerras civiles sobre el agro?
  2. ¿Qué proponían  los hacendados nucleados en la ARU?
  3. Completa el siguiente cuadro sobre las medidas durante el gobierno de Latorre para:

 

FORTALECER EL PODER DEL ESTADO

IMPONER EL ORDEN Y SEGURIDAD EN EL MEDIO RURAL

Nuevo armamento para el ejército

¿Cuál fue el resultado de su uso para el ejército? ¿Cómo afectó a los revolucionarios?

Alambramiento

 

¿En qué consistió la medianería forzosa? Registra consecuencias positivas y negativas del alambramiento.

Ferrocarril

 

¿Por qué favoreció al ejército?

Código Rural

¿Qué establecía?

Telégrafo y Correos

 

¿Cuál fue su importancia?

Policía Rural

¿Qué establecía sobre la misma el Código Rural?

Ejército

 

¿Cuál fue su importancia?

 

4. ¿Cómo fundamenta Varela la necesidad de  los principios de laicidad, obligatoriedad y gratuidad  para la educación?

5. ¿Por qué, para ser obligatoria, la escuela primaria debía ser gratuita y laica?